vintage toilets sign on wooden fence

¿Cuáles son los lugares de mayor concentración de bacterias en baños públicos?

Que las bacterias no se vean, no significa que no estén junto a nosotros. Estamos hablando de las bacterias y gérmenes que se hallan en diferentes lugares como hospitales, oficinas o colegios. En este sentido, nos centraremos en los baños públicos de dichos lugares, que es donde mayor foco de bacterias existen y donde existe una mayor probabilidad de contagio de enfermedades como la gastroenteritis o la gripe. ¿En qué sitios concretos se hallan? En este artículo os lo contamos.

Seis sitios de los baños públicos donde existe más cantidad de bacterias

No estamos solos. Las bacterias y gérmenes están junto a nosotros no solo en los baños, sino también en la cocina o en el salón de nuestro hogar. El mando de la televisión, los dispositivos electrónicos o la tabla en la que cortamos los alimentos, son lugares que pueden estar habitados por gérmenes y bacterias.

Lo cierto es que hay algunas bacterias que son más habituales que otras en los baños públicos. Un ejemplo de ello lo encontramos en la salmonela, el e-coli, el campylobacter o el estreptococo. Por los baños públicos transcurren diariamente una gran cantidad de personas y nosotros hacemos también uso de ellos. Si bien es cierto que algunos los encontraremos más limpios que otros, la realidad es que todos cuentan con gérmenes y hay zonas donde mayor proliferación existe que en otras.

El pomo de la puerta es uno de ellos. Lógicamente, para entrar y salir de los baños públicos, tenemos que tocarlos. Teniendo en consideración que no todas las personas se lavan las manos una vez han hecho uso de los baños públicos y que los pomos no son un elemento que se limpie periódicamente, es uno de los lugares donde más bacterias hay, incluso más que en el váter. Un truco es abrir el pomo (si es manivela) con el codo o bien, utiliza un trozo de papel para abrir la puerta.

Otro elemento es el de la cadena o botón de la cisterna del váter. En este caso, encontramos cómo gran cantidad de personas hacen uso de ello y por ende, se trata de un nido de bacterias. Tal y como recordamos en un anterior artículo debemos tirar de la cadena o del botón siempre que bajemos previamente la taza del váter. Al igual que ocurre con el pomo de la puerta, podemos coger un trozo de papel para poder tirar de la cadena sin tener que tocar el botón.

Tal vez pienses que por el hecho de no tocar ningún elemento del baño estás a salvo, pero no es así. Los secadores de manos son un gran enemigo para las personas que huyen de las bacterias y gérmenes. El aire de este tipo de secadores hace que aumente la dispersión de bacterias y gérmenes que terminan por contaminar todo el baño.

Los dispensadores de jabón de manos también son un gran foco de bacterias

Por otra parte, una gran cantidad de persona tiene la idea de que el inodoro es el lugar donde mayor cantidad de bacterias hay, pero lo cierto es que no es así. La taza del inodoro es un elemento que tiene más bacterias que el propio inodoro y debemos evitar tocarla con las manos desnudas. Que esté limpia, no significa que no esté ausente de contaminación.

El lugar donde descansa el rollo de papel higiénico es otro de los artículos que mayor cantidad de gérmenes y bacterias contiene. Debido a que se encuentra al lado del inodoro, es susceptible de ser contaminado por las bacterias que proliferan en el momento en que se tira de la cadena o se pulsa el botón.

Lo mismo ocurre con el dispensador de jabón de manos. En este caso, puede ser un nido importante de gérmenes en caso de que no se limpie frecuentemente. Aunque no es muy habitual encontrarlo en los baños públicos, los jabones en pastilla son una opción aún menos recomendable, puesto que las bacterias se quedan impregnadas en ellos y las personas nos contaminamos fácilmente.

Como podemos observar, las manos son el lugar perfecto para que las bacterias puedan afectarnos. Debemos evitar tocarnos zonas del rostro si no tenemos las manos limpias, pero además de ello, lo mejor es lavarse bien las manos. Asimismo, para evitar que las bacterias se conviertan en compañeras de piso, lo mejor es no dejar objetos en el suelo y tocar lo menos posible distintos elementos de los baños públicos con las manos desnudas.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email