Atención al cliente: 964 57 72 20
ser sostenibles

Ser sostenibles: esto tardan en degradarse los productos contra la COVID-19

El planeta necesita de nuestra ayuda y ser sostenibles no cuesta nada. En Idrospania, trabajamos para conseguirlo a través de nuestros productos. Nuestras duchetas son un claro ejemplo, puesto que gracias a ellas evitamos utilizar grandes cantidades de papel higiénico. Sin embargo, la sociedad puede hacer más cosas para ser sostenibles. ¿Alguna vez os habéis preguntado cuánto tardan en degradarse las mascarillas , unos guantes y otros objetos del día a día? En este artículo lo explicamos.

Si pensamos en tirar la mascarilla al suelo, es mejor que nos lo pensemos dos veces si buscamos ser sostenibles

La mascarilla que nos protege contra la COVID-19 es para nosotros, no para arrojarla en la naturaleza. El pasado año, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, realizó una campaña institucional para que se evitase el arrojo de residuos higiénico-sanitarios en los entornos naturales. 

Ser sostenibles no cuesta nada y, lo cierto es que a pesar de que existen grandes problemas al depositar los residuos de este tipo al medioambiente, aún hay personas que siguen tirando sus mascarillas o guantes al suelo en lugar de hacerlo en el contenedor que corresponde, que es el de color gris.

Para concienciar y que la gente aprenda a ser responsable, los expertos han indicado que una mascarilla higiénica común puede tardar entre 300 y 400 años en degradarse. Este hecho puede afectar de muchas maneras negativas a la flora y a la fauna, ya que a menudo también son arrojadas al mar. Una auténtica masacre para el planeta.

Los guantes biodegradables se degradan hasta pasados 30 años

Por otro lado, encontramos los guantes, que mucha gente continúa utilizando en el trabajo o en el transporte público. En este caso, no se degradan hasta pasados 30 años. Por ese motivo, también deben desecharse al contenedor adecuado. 

Los guantes y las mascarillas pueden contener en su composición látex, nitrilo, goma o vinilo. Son elementos que, de no ser arrojados al contenedor que corresponda, suponen un impedimento para ser sostenibles.

ser sostenibles

Otros productos comunes en el hogar también tardan en degradarse

Aprovechando que ser sostenibles no cuesta tanto, en Idrospania queremos informar también sobre el tiempo que tardan en degradarse otros elementos como los tetrabrik de leche, zumos o las pilas. Son productos cotidianos que tardan bastantes años para degradarse por completo.

Un sencillo tetrabrik de leche puede tardar alrededor de 30 años en hacerlo, mientras que las prendas sintéticas tardan 40 años y las latas de conserva hasta medio siglo. Por otro lado, las típicas latas de refrescos tardan la increíble cifra de 200 años en degradarse, las anillas de los packs 400 años, el hilo de pescar 600 años y las pilas 1.000 años. Por ese motivo, en el hogar también podemos ser sostenibles si sabemos dónde arrojar cada elemento.

Somos conocedores de que la situación es complicada a nivel mundial. Por ello, debemos apostar por que el problema no sea mayor en el medioambiente. Cuidar de nuestro planeta es fácil, pero debemos conocer de qué forma podemos conseguirlo. 

El reciclaje es una de las formas más eficaces y cada vez, la sociedad se preocupa más por ello. Igualmente, en las empresas, el valor de la sostenibilidad está cada vez más arraigado. Se está apostando por mecanismos y prácticas que perjudiquen menos al planeta.

Ahora que conocemos cómo podemos ser sostenibles con el desecho de los productos que nos protegen contra el coronavirus, es el momento de ponerlo en práctica. Todo ello para evitar que la naturaleza se vea aún más perjudicada a causa del arrojo al suelo o al mar de los objetos que nos están sirviendo para evitar el contagio por la pandemia de la COVID-19.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email