Imagen 1

Descubre qué debes hacer si tu móvil cae al inodoro

Pocas cosas hay peores en la vida que se nos caiga el móvil al inodoro. Puede que se nos caiga al suelo, se nos raje un poco la pantalla o que nos vaya lento, pero si se nos ha caído al WC es un suceso trágico. Si te ha ocurrido o conoces a alguien que le haya pasado, sabrás de qué estamos hablando y la cara de sorpresa y disgusto que se queda. ¿Qué podemos hacer si nos pasa? En este artículo, desvelaremos cuáles son los pasos a seguir cuando esto ocurra.

Emplea estos sencillos tips para tratar de recuperar tu teléfono

En primer lugar no hay que perder los nervios y saber reaccionar. Se ha caído y se ha mojado, no podemos evitar ese hecho, pero sí que podemos intentar remediarlo. Lo primero y fundamental es sacar el móvil del agua del inodoro y desinstalar la batería si éste lo permite para que un cortocircuito no perjudique -más- el sistema del smartphone.

Por otro lado, es importante secar debidamente el teléfono hasta dejarlo completamente seco con una toalla o bien una aspiradora que facilite el drenado del agua. Retira la tarjeta SIM para poder salvarla, puesto que debes saber que suelen sobrevivir al contacto con el agua.

Lo siguiente que debes hacer es desmontar todas las piezas posibles para que hayan mayores ranuras y hendiduras por las que fluya el agua y salga del teléfono. Sin embargo, es crucial no desarmarlo internamente, puesto que esto le compete más a los profesionales.

A continuación, puedes optar por colocar un poco de arroz o gel de sílice en un bol. Coloca las piezas y el teléfono para que absorban la humedad dejándolo que actúe toda la noche. Es la única manera de que nuestro móvil recobre la vida y vuelva a funcionar. Trata de montarlo y encenderlo y si no ha habido suerte, invierte un dinero para llevarlo a un distribuidor autorizado y que lo arregle. No trates de engañarle, puesto que los dispositivos cuentan con indicadores internos de humedad.

¿Qué no debemos hacer?

Es importante no usar nunca un secador del pelo para secar las piezas, ya que el calor puede estropear los componentes electrónicos del celular. Asimismo, evita el uso de alcohol en el móvil, puesto que destruiría los adhesivos que tiene. Por último, si tu móvil tiene teclas, no trates de teclear para saber si funciona para no esparcir más el agua.

Que el móvil caiga al inodoro es una de las historias que más se repiten, por lo que debemos extremar las precauciones. Con estos económicos y caseros tips, podremos recuperar el teléfono sin tener que gastarnos dinero en reparaciones. Por si acaso, vale la pena intentarlo.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email