photo-1564540583246-934409427776

¿Qué debe tener nuestro baño para ser sostenible?

El 80% del agua que consumimos diariamente se destina al cuarto de baño. Lavarnos la cara, los dientes o ducharnos son algunas de las acciones que realizamos relacionadas con el agua. Diariamente consumimos alrededor de 140 litros de agua tomando como referencia el Instituto Nacional de Estadística. Además del agua que empleamos, hacemos uso también del jabón, productos cosméticos, luz y calefacción. Debido a que el consumo de recursos en nuestro cuarto de baño es ineficiente, tenemos que buscar soluciones para conseguir un ahorro considerable. En este artículo desvelaremos cuáles son.

Apuesta por nuestros descargadores

Los inodoros hacen uso aproximadamente del 27% del agua consumida en el hogar, más que otros aparatos o electrodomésticos de casa como la lavadora o el lavavajillas. Por increíble que parezca, un inodoro antiguo puede utilizar más de 26 litros de agua en el momento en que tiramos de la cadena. Los que son de flujo reducido podrían rebajar el consumo hasta la séptima parte y nuestros descargadores son una opción a tener muy en cuenta por ahorro y por razones de sostenibilidad. Contienen un doble pulsador con cable donde se puede realizar una descarga total de 6 litros o parcial de 3 litros. Aquí, puedes descubrir cuáles son los modelos.

También podemos colocar un cabezal de ducha de flujo reducido. La mitad de los españoles invertimos más de 10 minutos en ducharnos y la Organización Mundial de la Salud afirma que con 5 minutos es más que suficiente. Lo mejor es darse duchas cortas, pero podemos ahorrar aún más si utilizamos un cabezal tríptico que emplea alrededor de 30 litros por minuto.

Por otro lado, podemos incluir bombillas LED, que consumen alrededor de un 80% menos que las tradicionales. En caso de que las que tengamos sean halógenas, la diferencia será aún mayor. La vida útil de una bombilla LED es 25 veces mayor, por lo que no estaremos ahorrando únicamente energía, sino también a la hora de generar residuos. Al hilo de lo que comentamos de tener más luz, los espejos pueden ser nuestros aliados. Pueden multiplicar la luz y hacer más grandes los espacios, puesto que dotan de mayor luz a los interiores reflejando a través de fuentes naturales o artificiales.

La compra de productos de aseo ecológicos también es una opción a tener en cuenta. De esta forma, la huella ambiental será menor y además, son más saludables. Los ingredientes que tienen los productos cosméticos industriales llevan productos químicos poco biodegradables que acaban en el mar, por lo que debemos tenerlo en cuenta. 

Otro aspecto que debemos tener en cuenta es reducir el consumo de papel higiénico. Para ello, se pueden utilizar nuestras duchas bidet que conseguirán limpiar mejor la zona y además, estaremos ayudando al planeta. Por último, en cuanto a la limpieza del aseo, derribemos optar por productos caseros y rechazar las lejías y detergentes, contaminantes y nocivos para la salud. Bicarbonato de sodio o vinagre, son las mejores alternativas y las que conseguirán una desinfección total.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email