wc

Conoce todo lo necesario para escoger un descargador de cisterna

A la hora de escoger un descargador, debemos fijarnos en que emplee la cantidad de agua suficiente y adecuada a nuestras necesidades. Por este motivo, los descargadores de doble descarga son los más comunes en los baños y aseos públicos. Los mecanismos que son universales garantizan la compatibilidad de estos mecanismos con las cisternas más comunes en los inodoros.

¿Qué es el mecanismo de la cisterna del inodoro?

A la hora de hablar de este tipo de mecanismos, debemos mencionar dos elementos que son principales: por un lado, la válvula de llenado o alimentación de agua y por otra, el mecanismo de descarga. Independientemente de cuál sea el modelo y el tamaño que tenga la cisterna, lo cierto es que todos los mecanismos cuentan en líneas generales con el mismo funcionamiento. A la hora de cambiarlo, bien por rotura o que tenga una fuga, es preferible optar por mecanismos que sean más simples, puesto que darán menos problemas, durarán un tiempo mayor y a la hora de sustituirlos o arreglarlos es mucho más fácil y cómodo.

También es importante conocer cuáles son los componentes que tiene una cisterna, puesto que gracias a ello, podremos detectar y solucionar averías habituales que se han producido por el desgaste o excesivo empleo. Hay dos tipos de alimentación de agua, teniendo en cuenta su ubicación: lateral o inferior. Está compuesto por el grifo flotador de llenado y el latiguillo.

El grifo de llenado es el que se encarga de proveer de agua a la cisterna. Se compone de una boya o grifo flotador que puede ser exterior o bien, encontrarse dentro del propio mecanismo. El nivel de agua que se encuentra en la cisterna es regulado por el flotador o la boya que cumple con la función de accionar el mecanismo de llenado de la cisterna. En caso de que la boya se encuentre en la parte de arriba, el grifo se cierra impidiendo que entre agua. Si fuese al revés, será porque se ha vaciado la cisterna y se está llenando de agua. La ventaja que tiene el grifo compacto es la capacidad de cierre, que es prácticamente instantánea, por lo que el tiempo de llenado es inferior.

Por otra parte, encontramos los grifos que traen incorporado el sistema servo. Gracias a esta tecnología, se consigue un ruido menor en el llenado de la cisterna, pero además, aportar un mayor caudal de agua y un cierre más rápido y suave. Generalmente, estos grifos incorporan unos filtros que impiden el paso de impurezas garantizando un óptimo funcionamiento. En caso de que la concentración de impurezas o de cal en el agua sea elevada, será necesario un mantenimiento de dichos grifos.

¿Cuál es el funcionamiento del mecanismo de descarga?

En el momento en que se presiona el mecanismo pulsador, es cuando se produce el vaciado de la cisterna. El mecanismo está compuesto por el pulsador exterior y por el mecanismo de descarga. Independientemente de cuál sea el tipo de accionamiento de descarga, los modelos cuentan con el mismo funcionamiento. En el momento en que se pulsa o se levanta el tirador, se eleva el cuerpo de la descarga para abrir el orificio de salida del agua, vaciado de esta manera el agua del tanque en la taza.

En cuanto a la tipología de mecanismos de descarga existentes, encontramos dos tipos principalmente: por un lado el simple y por otro, el doble. Dependiendo de cuál sea el tupo de descarga, existirá un tipo de pulsador u otro para así accionar el vaciado del tanque. El mecanismo de doble descarga es el que nos permitirá ahorrar más cantidad de agua. Gracias a este tipo de descargador, podremos ahorrar hasta un 50% de agua en cada uno de los usos. Tal y como su nombre indica, el mecanismo de doble descarga cuenta con un pulsador doble que permite la opción de realizar una descarga parcial de 3 litros de agua o la descarga total de la cisterna. Así, se usa la cantidad de agua justa a utilizar, ahorrando agua y siendo sostenible con el medio ambiente.

Dentro del mecanismo de doble descarga, encontramos dos tipos: mecánico o por cable. En el mecánico, el pulsador y el descargador están conectados, el pulsador se enrosca sobre la estructura del mecanismo y de esta manera, ambos quedan unidos, quedando la tapa sujeta y evitando que pueda abrirse. En cuanto al mecanismo por cable, encontramos que el pulsador y el mecanismo de descarga están conectados por un cable de acero, que transmite la fuerza y acciona el descargador. La ventaja de este sistema es que puede colocarse el pulsador en el lugar correspondiente, independientemente de si se encuentra en el lateral o en el frontal.

Otro de los tipos de mecanismos de descarga es el simple e interrumpible. La descarga simple se realiza a través del tirador, que va roscado a la estructura del mecanismo y al tirar de él, conseguimos que el tanque de la cisterna se vacíe por completo. En las cisternas de descarga simple, lo mejor para ahorrar agua es instalar un pulsador que sea interrumpirle. Una vez lo pulsamos, podemos pulsarlo de nuevo y así, cortar el paso de agua evitando la descarga completa del tanque.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email