photo-1560185127-6d2eb05d7088

¿Cómo debemos lavarnos las manos para no infectarnos con el coronavirus?

El coronavirus se ha adueñado en poco tiempo de todas las conversaciones a nivel global. Los informativos, newsletters y videollamadas no hablan de otra cosa. Más allá de conocer cuál es el número de infectados diario, lo cierto es que se debe incidir en otros aspectos que también resultan muy importantes. Sin duda, según la Organización Mundial de la Salud (OMS)  el más importante de todos es el de lavarse las manos correctamente. En Idrospania estamos muy concienciados con ello, por lo que hoy recogemos en nuestro artículo de qué forma hay que lavárselas para estar seguros.

El jabón es el mejor aliado contra el coronavirus

El COVID-19 ha conseguido convertirse en pandemia en apenas 3 meses por su capacidad de expansión y su fácil transmisión. El virus se propaga fácilmente al estar en contacto con una persona que esté contagiada, por lo que se ha determinado en España el confinamiento hasta nuevo aviso. De este modo, conseguimos evitar la transmisión y frenar la curva de personas infectadas.

Una vez nos hemos quedado en casa, ¿qué se puede hacer para evitar el coronavirus? Las recomendaciones de la OMS se centran en mantener distancia entre personas y lavarse las manos frecuentemente. Asimismo, hay que tratar de evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca, puesto que las manos son las partes del cuerpo que pueden tocar superficies que estén contaminadas. Además, los expertos insisten en que el jabón es más efectivo que utilizar otros productos o geles desinfectantes, aunque no hay que renunciar a la idea de tener un gel a mano.

Los virus no son organismos por sí mismos, ya que necesitan de una célula de otro ser vivo para poder sobrevivir. Los virus tienen una estructura muy simple que les permite engancharse a las células gracias a una envoltura de grasa protectora. Por ese motivo, el jabón y las moléculas que contiene logran disolver la membrana de grasa y afectar a la estructura del virus en sí, pendiendo la capacidad de adhesión a otras células para infectarlas.

Gracias a su composición química, es más efectivo que los geles desinfectantes creados a base de alcohol y que no logran disolver la estructura del virus. Si pensamos en lavarnos las manos solo con agua, es el método menos efectivo de todos. Es muy importante frotar las manos a fondo y conocer de qué forma debemos hacerlo.

¿Cómo conseguimos un lavado de manos perfecto?

Para poder eliminar cualquier rastro del virus en nuestras manos no sirve frotar y aclarar rápidamente. Lo primero que debemos hacer es mojarnos las manos con agua corriente que esté templada y aplicar una cantidad de jabón suficiente como para cubrir las manos mojadas. La cantidad no tiene por qué ser abundante en exceso. Una vez lo hayamos aplicado, deberemos frotar por la superficie de las manos, tanto el dorso, el espacio entre los dedos, debajo de las uñas, las muñecas y la zona del pulgar.

Comenzaremos frotando nuestras palmas con el jabón durante 10-15 segundos. A continuación, limpiaremos entre los dedos durante 20 segundos para evitar cualquier rastro y seguidamente, limpiaremos las uñas. Para ello, juntaremos los dedos y frotaremos en la palma contraria haciendo círculos durante 10 segundos cada mano. Una vez hemos hecho este paso, limpiaremos nuestras muñecas frotando y terminaremos con un masaje en nuestros pulgares. Para ello, tomaremos con la otra mano el pulgar y frotaremos haciendo movimiento circulares, tanto en una mano como en otra. En total, el proceso debería durar entre 40-50 segundos, un minuto de nuestro día que puede salvar nuestra vida y la de nuestros familiares. Desde Idrospania, queremos mandar mucho ánimo a todas las personas ante esta situación y esperar a que las medidas que se han impuesto den sus frutos y se consiga evitar la propagación de este virus.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email